ralenti

Problemas de ralentí

por Bardahl

Uno de los problemas comunes que se ve en los automóviles nuevos es el de un ralentí inestable, lo que no debe ser confundido con fallas de encendido de motor, que es cuando el motor tiembla inestable. Esto indica que falló un cilindro.

El ralentí inestable es cuando el auto no controla bien las revoluciones y se acelera o desacelera erráticamente, en algunos casos también se queda acelerado o se apaga a menos que le pisemos el acelerador.

En los autos que tienen inyección electrónica por lo general tienen una pieza que está encargada de mantener un ralentí estable. Este es un actuador de ralentí llamado en algunos casos IAC (siglas en ingles de “intake air control” o control de aire de admisión), no es un sensor ya que no mide nada, solo ejecuta una acción que se la ordena el computador del motor.

Falla del sensor

La falla más común es la falta de mantención de esta válvula que necesita ser limpiada cada 40.000 kilometros, ya que se ensucian con residuos de aceite y tierra que entra por el filtro. Una menos común es que falle el sensor que está encargado de indicar la posición de la mariposa del acelerador TPS (siglas en ingles de “throttle position sensor” o sensor de posición del acelerador).

Como el computador no sabe qué posición tiene el acelerador se “confunde” y no puede controlar ralentí, o en algunos casos este sensor solo está mal instalado. Normalmente con la limpieza de la IAC se debería acabar el problema, pero cuando nunca se ha limpiado y el vehículo tiene alto kilometraje en muchos casos se debe reemplazar.

Si te resultó útil este artículo compartilo!

Deje su comentario del articulo