Motor

por Bardahl

Tiene como misión transformar la energía química contenida en el combustible, en energía mecánica de movimiento. Para lograrlo se aprovecha la fuerza expansiva de los gases, obtenida al quemar el combustible en el interior de los cilindros, transformándola en giro de un eje, que se transmite a las ruedas y hace desplazarse al vehículo.

El combustible se hace llegar al motor por medio de una bomba que lo aspira del depósito donde se almacena.

Como en el motor, a consecuencia de las combustiones, se desarrolla una elevada temperatura, es preciso disponer un sistema de refrigeración que evite su rápido deterioro. Consiste este sistema en hacer pasar una corriente de agua alrededor de los cilindros, para evacuar el calor desprendido de ellos. Posteriormente, el agua se enfría en un radiador mediante una corriente de aire provocada por un ventilador o por la propia marcha del vehículo.

 

<< VOLVER AL ÍNDICE

Deje su comentario del articulo