Ciclo 4 Tiempos

por Bardahl

Para explicar el funcionamiento del motor, se supone que está ya girando, bien en régimen normal o bien porque se le obliga a girar con el arranque eléctrico.
Para que el motor funcione por sí solo es necesario que el pistón haga cuatro recorridos: dos de arriba abajo y dos de abajo arriba; en cada uno de ellos ocurre en el interior del cilindro una operación distinta, y por eso se llama ciclo de cuatro tiempos.

Primer tiempo: Admisión
El pistón está en p.m.s. y empieza a descender, en este instante se abre la válvula de admisión y los gases que existen en la tubería de admisión (la mezcla de aire y gasolina suministrada por el carburador) son aspirados por el pistón que desciende, y van llenando el cilindro. Cuando el émbolo llega al p.m.i. se cierra la válvula de admisión. En el tiempo de admisión el pistón ha bajado del p.m.s. al inferior y el cigüeñal ha dado media vuelta.

Segundo tiempo: Compresión.
El pistón sube desde el p.m.i. al superior, y las dos válvulas se encuentran cerradas. Los gases que llenaban el cilindro van ocupando un espacio cada vez más reducido, comprimiéndose hasta llenar solamente el que queda entre la cara superior del pistón en su p.m.s. y el fondo del cilindro. Este espacio se llama cámara de compresión o de explosión. Durante la compresión, el pistón ha subido del p.m.i. al superior, y el cigüeñal ha dado otra media vuelta. Por haberse comprimido la mezcla, cuando ocupa la cámara de compresión está más caliente que al entrar en el cilindro (mejorando así su combustión), y también están más unidas las moléculas de aire y gasolina. El tiempo de compresión ha servido, pues, para preparar la mezcla en las mejores condiciones para la explosión que va a realizarse inmediatamente.

Tercer tiempo: Explosión.
En el momento que los gases se encuentran fuertemente comprimidos en la cámara de explosión, salta en la bujía la chispa que los inflama; la fuerza de la explosión lanza el pistón del p.m.s. al p.m.i, transmitiéndose por la biela un fuerte impulso cigüeñal, que a su vez recibe el volante, empleándolo este último como fuerza almacenada para realizar los otros tres tiempos (escape, admisión y compresión).
Durante la carrera del émbolo en la explosión, las dos válvulas han permanecido cerradas y el cigüeñal efectúa una tercera media vuelta, realizando un trabajo.

Cuarto tiempo: Escape.
Al iniciarse este tiempo, el pistón está en su p.m.i., la válvula de escape se abre, y el pistón, al subir, empuja los gases y residuos de la combustión, expulsándolos al exterior por la tubería de escape para permitir la renovación del ciclo. Cuando el émbolo alcanza el p.m.s., la válvula de escape se cierra. En la carrera del pistón durante el escape, del p.m.i. al superior, el cigüeñal gira otra media vuelta. Cuando el pistón empieza a bajar de nuevo desde el p.m.s., se abre la válvula de admisión y se repiten todas las fases anteriores en la misma forma y en el mismo orden, mientras el motor está funcionando; el conjunto de las cuatro operaciones distintas (admisión, compresión, explosión y escape) se denomina ciclo de cuatro tiempos. Como a cada tiempo del motor corresponde medía vuelta del cigüeñal, el ciclo se realiza en cuatro medias vueltas, o sea en dos vueltas completas del cigüeñal.

 

<< VOLVER AL ÍNDICE

Deje su comentario del articulo