autos usados

6 cosas importantes que hay que mirar antes de comprar un auto usado.

por Bardahl

1. Agencia o particular.
Ambos canales de venta tienen sus pros y sus contras. La primera ventaja del concesionario o distribuidor es la garantía que ofrece, que por ley no puede ser inferior al año. Además, estos vehículos suelen estar al corriente con revisiones y documentación.

2. Investiga el precio.
La Red es el mejor banco de prueba para saber si el precio que nos exigen se ajusta a la oferta de mercado. Te recomendamos monitorizar el mercado durante algunos meses antes de tomar una decisión.
Además, recuerda que hay que tener en cuenta el consumo de combustible del modelo elegido, el importe del impuesto de circulación, el mantenimiento o la póliza del seguro para conocer el desembolso total.

3. Ojo con el cuenta kilómetros.
La manipulación del cuenta kilómetros es una de las estafas más frecuentes en la compraventa de vehículos, y hasta se han desenmascarado bandas que se dedicaban a cometer este tipo de fraude.
A simple vista no es fácil descubrir si el cuentakilómetros ha sido trucado, pero hay detalles que ofrecen pistas. Uno de ellos es el deterioro de algunos componentes del vehículo. Se debe revisar el estado del pomo de la palanca de cambios, el volante y sobre todo los pedales: cuando el coche ya tiene unos 70.000 u 80.000 kilómetros, la goma se desgasta.

4. Revisa la documentación al detalle.
Hay que solicitar la ficha técnica del vehículo, el certificado de la Inspección Técnica, cerciorarse que la titularidad coincida en el permiso de circulación y que el impuesto de circulación esté pagado, si es el caso.

5. Exterior e interior, a inspeccionar con cautela.
El aspecto es importante, porque entra en juego también un factor psicológico: normalmente, la gente que cuida el coche por dentro, lo cuida integralmente. Sin embargo, no hay que dejarse engañar por las apariencias. Hay que revisar no solo carrocería y tapicería interior, también las luces, los retrovisores y el estado de los neumáticos.

6. Pide siempre una prueba de conducción.
Es imprescindible hacer una prueba de conducción, tanto en la ciudad como por carretera, para saber cuál es su respuesta a velocidades más elevadas.

Si le sirvió este artículo compartalo y dejenos su comentario!

Deje su comentario del articulo