5 formas de ahorrar combustible en la ciudad!

por Bardahl

1. Neumáticos inflados
Aunque a simple vista no parece haber ninguna relación, la presión en el inflado de los neumáticos es la principal fuente de ahorro. Los neumáticos son diseñados con especificaciones exactas para cada modelo de auto y su uso.

Por lo tanto, deben estar siempre inflados a la presión recomendada por el fabricante.

Un neumático con menos presión obliga al motor del auto a realizar un esfuerzo adicional para moverlo, con el consecuente gasto adicional de combustiblea. Para evitarlo, es recomendable revisar la presión de inflado de los neumáticos una vez por semana.

2. Disminuye la carga
Otra causa indirecta del gasto innecesario de combustible es la carga adicional que muchos conductores llevan en sus autos.

Un maletero o cabina llenos de objetos agregan peso total al vehículo y, al igual que pasa con las llantas desinfladas, esto obliga al motor a hacer un esfuerzo adicional. Es lo mismo que le pasaría a una persona que vaya a correr una maratón con una mochila cargada con piedras.

La energía, tanto en el auto como en el corredor, es mejor aprovechada cuando se lleva la carga mínima. Así que es recomendable limpiar el auto regularmente y solo llevar en él lo estrictamente necesario.

3. El estilo cuenta
El estilo de manejo también influye mucho en la eficiencia del consumo de comustible en tráfico urbano. Aquellos conductores que arrancan y frenan en forma agresiva, gastan mucha más gasolina que aquellos que manejan de manera tranquila, a velocidades moderadas.

4. ¿Sabes a dónde vas?
El viaje en sí, también puede ser un factor para sacarle el mayor provecho a un tanque.

Lo más recomendable es planear las actividades del día de tal forma que se puedan hacer en un mismo viaje, en lugar de hacer varios.

Por ejemplo, si tienes que llevar a tus hijos al colegio por la mañana, puedes aprovechar esa salida para ir al banco, al correo, al supermercado camino a la oficina y no hacer viajes individuales.

Y si tu auto está equipado con un sistema de navegación (GPS), utilízalo para encontrar siempre la ruta más directa.

5. No manejes de más
Finalmente, aunque parezca un poco ilógico, hay personas que gastan más gasolina buscando el precio más barato, en lugar de recargar el tanque en el lugar más cercano a la ruta que se recorre regularmente entre la casa y el colegio o el lugar de trabajo.

Manejar cinco kms para ir a la estación de servicio donde el precio de la gasolina es 20 centavos más barato, puede ser un gran desperdicio de tiempo , dinero e incluso puede crear un problema de seguridad.

Si te resultaron útiles estos consejos compartilos y dejanos un comentario!

Deje su comentario del articulo