accidente

3 ERRORES COMUNES AL MANEJAR

por Bardahl

1. No dar mantenimiento a tu auto

Éste es el error más común de todos: no revisamos todos los sistemas del auto constantemente y puede acabar en una descompostura que terminará generando tráfico y un gasto innecesario. En algunos casos también pueden ocasionar un accidente.

Revisa constantemente el aceite lubricante, pues el sobrecalentamiento del motor por falta de aceite es uno de los mayores daños que un motor puede tener e incluso dejarlo inservible. Un cambio de aceite cada 10 mil kilómetros ayudará a que las condiciones y los niveles del aceite se mantengan dentro de los rangos óptimos de operación.

El líquido de frenos es un componente mayor que, si falla, puede ocasionar incluso algo trágico. Es por ello que debemos saber reconocer los síntomas que nos indican la imperativa necesidad de purgar el sistema de frenos, y tenerlos funcionando a la brevedad. Recuerda que los frenos son el único sistema de seguridad que en realidad detiene el auto.

2. Las manos en el volante

La posición correcta de las manos en el volante significa qué tanto control tienes sobre él, y qué tan seguro es tu manejo. La posición correcta es con las manos en la posición de las 9 y las 3, como si fuera la carátula de un reloj. Los dedos de la mano deben abrazar suavemente el volante, y hacer presión sobre las palmas, de tal manera que el volante se mueva en la dirección que deseamos, pasando una mano sobre la otra cada vez que el volante da un giro de 180 grados.

No hacer esto disminuye el control que se tiene sobre el volante, así como la posibilidad de hacer un movimiento rápido que nos pueda salvar de un accidente. La mano derecha solamente se puede retirar para hacer los cambios de velocidad en el caso de los autos manuales.

3. Posición de manejo

Todos queremos ir cómodos dentro de nuestros autos, en especial cuando sabemos que pasaremos un largo periodo de tiempo en él. Pero, ¿qué tanto estamos sacrificando el control del auto por algo de comodidad?

Posicion_Manejo

Si estamos muy lejos del volante cuando nos vemos en la imperiosa necesidad de reaccionar rápidamente y realizar un movimiento brusco, no podremos hacer un giro completo del mismo y no podremos esquivar los obstáculos aparecen frente a nosotros. Para hacer un giro completo tendremos que soltar el volante y moverlo con la palma de la mano, lo cual no sólo quita tiempo de reacción, sino que impide controlar el volante de forma completa.

Cuando manejamos muy cerca del volante, nuestro mismo cuerpo nos estorbará para realizar los movimientos de evasión y evitar un accidente. Los codos nos estorbarán y la tarea se volverá complicada, aumentando con ello los riesgos para nosotros y para los demás.

Asegúrate de eliminar estos malos hábitos, si tienes alguno de ellos y comparte esta información!

Deje su comentario del articulo