Bardahl en el mundo

El Sr. Ole Bardahl fundó la firma Bardahl Manufacturing Corporation en 1939. El Sr. Bardahl, un inmigrante noruego, llegó a los Estados Unidos a principios de 1920 con tan sólo 39 dólares estadounidenses y un gran ímpetu por lograr éxito en su vida.

Durante sus primeros años en este país, trabajó esmeradamente en una gran variedad de funciones hasta que entró en el campo de la construcción y se convirtió en un contratista y constructor de casas. El Sr. Bardahl siempre supo que era necesario arriesgarse para triunfar en los negocios.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el fue una de las primeras personas en la región del noroeste del país que construyó 100 casas de una vez para los trabajadores de equipo desarrollado para la guerra. Como contratista y constructor, alcanzó un éxito extraordinario, y utilizó sus ganancias para hallar nuevos retos en inversiones comerciales.

En 1939, el Sr. Bardahl conoció a un especialista químico y se interesó inmediatamente en el negocio de los productos químicos y en las fórmulas que se elaboraban en dicha industria. Fue entonces cuando adquirió la compañía, fundando la empresa Bardahl Manufacturing ese mismo año.

La joven compañía Bardahl comenzó fabricando un aditivo de aceite y un producto de jabón. En aquel entonces, las botellas de cristal se llenaban manualmente con el aditivo de aceite, el cual estaba formulado para reducir la fricción y el desgaste.

En el primer año, las ventas de la firma no llegaron a alcanzar los 200 dólares estadounidenses. Al mismo tiempo, puesto que ya había muchas casas manufactureras de renombre que producían jabón, el Sr. Bardahl optó por concentrarse en los productos automotrices, y a principios de los años 50 ya había ampliado sus operaciones y se había convertido en la firma de aditivos de aceite de mayor venta en el mundo.

Desde el principio, Bardahl adquirió la fama de vender productos de la más alta calidad, ofreciendo con todos ellos una garantía de devolución del dinero si el cliente no quedaba satisfecho.

El Sr. Bardahl se enorgullecía demostrando las maravillas de sus aditivos de aceite, los que dejaban comprobada sin lugar a dudas la calidad superior del lubricante a través de una formación molecular que se mantiene permanentemente sobre las piezas móviles de un vehículo. El mismo llenaba el carter de aceite de su auto (solía tener un Cadillac) con una de las famosas fórmulas de Bardahl de Atracción Polar, drenaba el carter y después manejaba el auto por 100 millas. Esta prueba, que se conoce hoy día como la “Prueba de Recorrido sin Aceite” (No-Oil Run), continua realizándose en muchas partes de mundo bajo el auspicio promotor de los distribuidores de Bardahl.

Carreras de Autos

Indudablemente, el Sr. Bardahl fue un pionero en los deportes de vehículos motorizados, estando siempre interesado en los motores de alta compresión. El le regalaba a los deportistas de carreras de vehículos productos de Bardahl para comprobar lo bien que funcionaban en motores que se esforzaban hasta el límite máximo. Siempre que patrocinaba a un equipo insistía en que se utilizaran sus productos en cada fase de la carrera, como si fueran pruebas de laboratorio.

Bardahl Manufacturing Corporation continúa teniendo su sede principal en Seattle, Estado de Washington, en EE.UU., donde fundó la compañía hace ya más de 50 años. Además de tener las instalaciones manufactureras y la casa matriz en Seattle, la firma también tiene un centro de distribución y oficinas de ventas en Pointe Claire, en Quebec, Canadá, para atender las necesidades del mercado canadiense. Las oficinas de Bardahl-Europa están localizadas en Inglaterra, y la corporación Bardahl también participa en sociedad con una instalación de mezcla y empaque en Lille, Francia.

Existen empacadoras y mezcladoras autorizadas en siete países: Holanda, Italia, Moroco, México, Brasil, Argentina y Tailandia.

Los productos Bardahl se venden en todo el mundo. La producción de Bardahl traspasa las fronteras de América. Francia y Japón fabrican Bardahl en el resto del mundo.

A través de la excelencia de su red de distribuidores alcanza a 70 países en América del Norte, la Comunidad Económica Europea, Rusia, el Japón, el Lejano Oriente, Centro y Sur América, África y otras áreas del mundo. La amplia red de casas manufactureras y centros de distribución establecidos asegura el acceso fácil a una gama completa de productos Bardahl de alta calidad.

La firma Bardahl Manufacturing Corporation y todas sus afiliadas continúan la filosofía del Sr. Ole Bardahl, que se enfoca en fabricar los productos de mejor calidad en el mercado de lubricación y de aditivos. Bardahl continúa siendo el líder indiscutible con sus productos innovadores y su tecnología avanzada.

La investigación científica y los especialistas químicos que trabajan en los laboratorios de Bardahl, mejoran y actualizan continuamente las fórmulas de Bardahl, colocando constantemente los productos de la firma a la cabeza de la competición. La meta de Bardahl siempre ha sido la de mantener el liderazgo en avances tecnológicos en el campo de aditivos y lubricantes especializados.

Al igual que cuando la compañía se fundó en 1939, Bardahl continúa siendo fiel a la promesa de producir productos de la más alta calidad en la industria, utilizando para ello los ingredientes más finos. Estas normas estrictas de calidad continúan creando fama y consiguiendo el respaldo de las grandes casas manufactureras de motores de todo el mundo, las cuales recomiendan el uso de los productos Bardahl a millones de consumidores.

Bardahl, LA ELECCION DEL PROFESIONAL.